Uncategorized

Las maravillas del Kimchi

El kimchi es una tradición de la cocina coreana. Es un platillo fermentado a base de diferentes vegetales sazonados con una combinación de especias. El Kimchi clásico utiliza como ingrediente básico la col china, pero también puedes utilizar rábanos o pepinos para prepararlo.

El Kimchi surgió porque en las épocas de frío, el cultivo de muchos vegetales era casi nulo, entonces las familias fermentaban desde antes algunos de estos alimentos para poder consumirlos en los meses más fríos del año. Así, hasta la fecha es tradición que muchas familias se reúnan para elaborar sus alimentos fermentados. Cada familia tiene su propia receta, y muchas de estas recetas cambia según la estación, pero todas las recetas comparten las mismas bases. Preparar Kimchi es un proceso muy ceremonial y que une a las familias y la comunidad. Hoy en día, con la refrigeración moderna, ya se puede preparar Kimchi de todos los tipos durante todo el año (incluso existen refrigeradores especiales para prepararlo), pero los coreanos optan por hacerlo de forma tradicional para mantener este maravilloso ritual.

Su sabor es salado y picante, y es base de muchos platillos, aunque también sólo es un acompañamiento delicioso con carnes, arroces, tofu o sopas. Es indispensable en todas las mesas coreanas por sus múltiples beneficios a la salud. El Kimchi estimula el apetito y limpia los intestinos gracias a su alto contenido de ácido láctico. También tiene una gran cantidad de vitamina C y de carotenos, así como proteínas, carbohidratos, calcio, y vitaminas A, B1 y B2. Todos estos nutrientes son muy buenos para prevenir enfermedades como el cáncer de estómago.

El Kimchi, debido a su legado cultural en Corea, ha sido añadido a la lista representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la Unesco, y cada vez es un platillo más popular en el mundo entero. ¿Tu ya lo probaste?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *