Belleza

Las cirugías plásticas en Corea

Seúl es la capital mundial de las cirugías estéticas. Millones de mujeres se someten a todo tipo de cirugías en Corea del Sur, y es que esta nación ha triplicado su turismo médico desde 2009. Es decir, que personas de todo el mundo viajan a Seúl únicamente para tener intervenciones estéticas, y tan sólo en ese país, un tercio de la población ha tenido alguna cirugía estética. Así, Corea reporta un ingreso de casi 500 millones de dólares anuales sólo en este tipo de intervenciones. Corea del Sur tiene la tasa per cápita más alta de operaciones de cirugía plástica del mundo. Una de cada 5 coreanas ha pasado por el quirófano. En Estados Unidos apenas lo ha hecho una de cada 20, según la Asociación Internacional de Cirujanos Plásticos.

Además, Los turistas viajan hasta Seúl para operarse porque ahí las intervenciones son más baratas que en Japón o Estados Unidos: con respecto a Norteamérica, cuestan exactamente la mitad. En el distrito de Gangnam (de ahí toma su nombre la famosa canción de Psy) es donde se ubican muchas de estas clínicas que prometen darte el mejor tratamiento para lograr el look deseado, y casi todas las clínicas cuentan con un equipo que se dedica a atender sólo a extranjeros.

Sin embargo, las operaciones que se realizan muchas personas allá pueden ser muy distintas a las que realizamos en México. Si bien en occidente se buscan muchas intervenciones en el cuerpo (liposucciones, aumento de busto, etcétera), en oriente el foco es el rostro. Las cirugías más populares son en tres zonas: ojos, nariz y mandíbula.

En los ojos, muchas personas se realizan una blefaroplastia, o formar un pliegue doble en el párpado que hace que los ojos se vean más abiertos y grandes (imitando una forma de ojo comúnmente occidental). La nariz la alargan, contrario a este país donde usualmente reducimos su tamaño. Allá la evidencian más: quieren narices rectas, con fosas nasales redondas y estrechas. Finalmente, la operación de mandíbula (o “raspado de cara”) busca que la forma de la cara sea de corazón: mejillas redondas y una barbilla delgada y puntiaguda. En Corea del Sur la moda no son las caras angulosas o anchas, así que liman la mandíbula.

Es sorprendente lo distintos que son los estándares de belleza por país, y muchas de estas cirugías pueden sonarte nuevas o nunca las habías contemplado. Someterse a una cirugía plástica es decisión de cada quién, pues todos hacemos lo que creemos que nos hará sentir más cómodos con nuestra apariencia y nadie tiene el derecho de juzgarnos o no. Ya sea que tú quieras o  no pasar por el bisturí, recomendamos que lo hagas por sentirte cómoda contigo misma y no por otro tipo de presiones. Nosotros creemos que la belleza se refleja desde el interior y que antes que nada, debemos estar saludables.

Así que déjanos tus comentarios. ¿Te has operado u operarías alguna parte de tu rostro?¿Te animarías a buscar un procedimiento en Corea? ¡Cuéntanos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *