Belleza, Salud

La rutina coreana de cuidado de la piel

Aún cuando las mujeres orientales incluyen más productos que las occidentales en su rutina de cuidado facial, realmente no utilizan los diez productos dos veces al día todos los días. Aquí te dejamos una breve explicación de la rutina de 10 pasos para que tomes la mejor decisión para tu piel:

1. Desmaquilla y limpia con Aceite Limpiador. No sólo es el primer paso, sino que es la base de tu rutina, y la eficiencia de los demás productos dependerá de qué tan buena haya sido la limpieza. Incluso si tienes piel grasa, no le tengas miedo al limpiador con base aceite.  Este tipo de limpiador te ayudará a descomponer y eliminar el exceso de sebo e impurezas asociadas al maquillaje y protector solar.

2. Limpieza con base acuosa. Te ayudará a desaparecer cualquier residuo de sudor, suciedad o desecho de base acuosa que no se haya ido en la primer limpieza.

3. Exfoliación. Para darle un empujón a la eliminación natural de células cutáneas y promover la regeneración celular. Esto a su vez, ayuda a mejorar la producción de colágeno. Este paso no se realiza diario, tu defines la frecuencia y el método de exfoliación deseado, ya sea mecánica o química.

4. Tónico. Es indispensable usarlo siempre después de la limpieza, ayuda a reajustar el equilibrio del pH de tu piel. Mantente alejada de los «astringentes», ya que tienen alto contenido de alcohol.

5. Esencia. Contienen ingredientes activos que ayudan a hidratar, iluminar e igualar el tono de la piel.

6. Ampoules, Sérums y Estimulantes. Tienen consistencia más densa que las esencias y se utilizan para iluminar, atenuar manchas y suavizar líneas de expresión.

7. Mascarilla facial de un sólo uso Sheet mask. Hechas de microfibra o de gel, obligan a los nutrientes y vitaminas a mezclarse con tu piel, y evitan que los ingredientes activos de evaporen. Úsalas al menos dos veces por semana.

8. Contorno de Ojos. Los productos para esta delicada zona, deben tener alto contenido de ingredientes benéficos formulados especialmente para controlar la hinchazón, ojeras y patas de gallo.

9. Crema Hidratante. Hidratar la piel permite que se rellenen las grietas y esto ayuda a que se noten menos las líneas de expresión. Selecciona el tipo de crema ideal para tu tipo de piel y úsala siempre por la mañana y por la noche.

10. Protector Solar. Su objetivo no es mejorar la piel, sino protegerla, y probablemente es por esto mismo que resulta muy difícil mantener el hábito. Como sugerencia utiliza un protector solar de «amplio espectro» con un FPS de 50+ y con un PA+++  para estar protegida contra los rayos UVB y los UVA. No olvides reaplicar cada 3 horas aproximadamente.

Con toda esta información, te invitamos a que confíes en ti y adoptes lo que consideres conveniente a tu rutina de cuidado de la piel. Y sobre todo disfruta tus momentitos de apapacho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *